sábado, 20 de octubre de 2012

Carrera de las Empresas 2012 - La crónica

Este pasado domingo volví por fin a la competición tras más de 3 meses sin hacerlo, desde el Ironman de Frankfurt. La Carrera de las Empresas (10 km), ya tradicional y es que es la tercera vez que la corro. Esta vez todo eran dudas, ya que no tenía ni idea de como iba a responder, ni de a que ritmo iba a ser capaz de correr, ni de si sería capaz de aguantar a ritmo fuerte toda la carrera, ... De estos 3 últimos meses sólo he podido entrenar dos de ellos y han sido todo entrenos tranquilos y suaves, sin series ni cambios de ritmo ni nada parecido y en general con sensaciones no muy buenas, pulso bastante alto inicialmente aunque mejorando poco a poco, ... De ahí las dudas.

Mala fecha han escogido este año para la carrera. Al ser festivo el viernes mucha gente ha aprovechado para salir de Madrid y muchos de los que participaban habitualmente de mi empresa en la carrera esta vez no lo han hecho. Aún así hemos juntado a 11 personas que nos dividimos en tres equipos, uno de 4 personas para la carrera de 6 km, otro de 3 personas para la carrera de 10 km y por último uno de 4 personas para la carrera de 10 km. En este último era en el que yo estaba.

El día salió perfecto, algo de fresquito a primera hora de la mañana pero para la hora a la que empezó la carrera (9:00) la temperatura ya era muy agradable para correr. Nada de calor, pero lo justo para no pasar frío y poder correr en manga corta sin problemas. Tras calentar un poquito nos metemos en la zona de salida y avanzamos todo lo posible hasta colocarnos prácticamente en primera fila.


Salgo y tras abrirme paso y encontrar hueco para correr cómodo me coloco detrás de Abel, que salió bastante fuerte. El primer kilómetro incluye un tramo cuesta abajo y una segunda parte ya picando hacia arriba por el Paseo de la Castellana dirección hacia Plaza de Castilla. Pasamos el primer kilómetro a menos de 3:40 min/km... ¡ bufff !. Hemos salido a toda pastilla y está claro que ese ritmo es imposible de mantener toda la carrera.

El segundo kilómetro ya empieza a ser más normal, y al ser todo cuesta arriba empieza a picar un poco. A la altura del Bernabeu veo que Abel empieza a bajar un poco el ritmo y dudo si mantener el que llevaba o aflojar también un poco. Sabiendo que queda otro kilómetro de subida y luego ya hay 5 de bajada decido mantener el ritmo hasta Plaza de Castilla. Se hace duro pero voy viendo los pasos kilométricos y el ritmo es bastante bueno, un poco por encima de 4 min/km y mejor de lo que me pensaba.

Comienza la cuesta abajo y toca aumentar el ritmo. Voy en cabeza de un grupito y los que tenemos delante nos sacan bastante pero son una buena referencia visual para no relajarse. Empiezan a caer los kilómetros a menos de 3:50 min/km. Cuesta mantenerlo pero me veo razonablemente bien y creo que puedo mantener el ritmo hasta el final de la bajada. El pulso se relajó un poquito al principio de la bajada pero rápidamente se volvió a poner alrededor de 175 ppm y no bajaba de ahí. En cualquier caso, me encontraba de respiración bastante bien y de piernas ya un poco tocado al final de la bajada.

El último kilómetro de la bajada fue un poco más suave y el ritmo se me fué un poco hasta 3:55 min/km. Todavía quedaban 2 kilómetros en ligera subida que se iban a hacer duros. Aún así, apretando los dientes ya para dar el último empujón consigo hacer el primero de esos dos kilómetros a menos de 4 min/km. Prefiero ni mirar el pulso, pero se que está más alto de lo que había ido hasta ahora. Eso ya da igual. Queda muy poco y hay que darlo todo. Al comenzar la subida vi que llevaba aproximadamente 31 minutos, con lo que bajar de 40 parecía factible si no me relajaba.



Viendo que pasé el kilómetro 9 en unos 35 minutos ya vi claro que si no pasaba nada raro bajaría de 40 minutos y me acercaría mucho a 39. Apreté ya lo poco que pude en ese último kilómetro y finalmente terminé con un tiempo de 39:21, en una carrera que mi Garmin midió un poco más larga, concretamente 10.09 km a un ritmo medio de 3:54 min/km. Eso siginifica hacer justo 39:00 en 10 km reales. Así que termino contentísimo. He conseguido aguantar corriendo a un ritmo bastante alto durante toda la carrera y las sensaciones han sido realtivamente buenas, respirando bien y con dolor de piernas, como debe ser.

El resto de mis compañeros de equipo también lo hicieron muy bien, terminando todos en unos tiempos muy parecidos entre 40 y 42 minutos. La sorpresa vino un rato después de terminar cuando nos enteramos de que ¡ habíamos quedado terceros por equipos en nuestra categoría !. Los dos equipos que quedaron por delante nos sacaron muchísima ventaja, pero nosotros también sacamos un buen pico al cuarto. Lástima que sólo hubiera trofeo y podium para el primer equipo de cada categoría.

En la clasificación absoluta masculina también quedé en muy buena posición, concretamente en el puesto 50. Así que mucho mejor de lo esperado en todos los sentidos. Antes de comenzar la carrera no tenía nada claro si podría si quiera acercarme a los 40 minutos.

3 comentarios:

Angel 20 de octubre de 2012, 14:56  

Enhorabuena, alejandro. Has conseguido mantener un gran ritmo con unos entrenos suaves, cuando aprietes, vas a dar verdadero miedo. Sigue asi, que son buenas noticias.

Un saludo

Alejandro Piñeiro 21 de octubre de 2012, 21:42  

Si, la verdad es que no se dio nada mal y me hace ser optimista de cara a la nueva temporada. Gracias Angel

DACADU 22 de octubre de 2012, 8:37  

Enhorabuena tio, si estás a un nivel impresionante siempre, este año ya no sé hasta donde vas a llegar, madre mia!!!

Vamos!!!!1

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP