domingo, 29 de diciembre de 2013

Estudio biomecánico Retül con Jaime Menéndez de Luarca

El pasado domingo 15 de diciembre por la tarde me hice un estudio biomecánico de la postura sobre la bicicleta con Jaime Menéndez de Luarca, que utiliza el sistema Retül. Llevaba mucho tiempo con ganas de hacerme un estudio biomecánico, también conocido como "bikefitting". Así que aprovechando el reciente cambio de bici de triatlón me decidí a ver las opciones disponibles. De entre todas las posibilidades me decanté por la opción de Retül con Jaime por varias razones. La primera porque me gusta la manera de trabajar de Jaime y siempre que he tratado con él me ha demostrado su buen hacer. La segunda por ser las referencias que tenía del sistema Retül y lo bien que había leído y oído hablar de él en diferentes sitios.



Y ya que me ponía pues decidí hacer el estudio no sólo con la BMC TM01 sino aprovechar y hacerlo también con la Orbea Orca. El estudio comienza con una pequeña entrevista en la que el objetivo principal es conocer los objetivos que buscas con el estudio que te vas a hacer, si tienes o has tenido algún tipo de lesión, etc... Tras la entrevista el siguiente paso es un estudio físico en el que se comprueban cosas como la flexibilidad, asimetrías corporales, fuerza, ... Tras estos dos pasos ya toca subirse en la bicicleta y empezar a medir y cambiar cosas.

Para hacer las mediciones se utilizan una serie de sensores colocados en muñeca, tobillo, cadera, codo, hombro, rodilla, ... que captan la posición tridimensional de cada uno de esos puntos en tiempo real mientras estás pedaleando. Gracias a esos sensores es posible calcular un montón de ángulos y distancias, como el ángulo de flexión/extensión de rodilla, ángulo de la espalda respecto de la horizontal, ángulo del codo, del antebrazo y muchas más cosas. Una vez calculado esos ángulos y distancias se comparan con el rango de valores "óptimos" para cada uno de ellos y se empiezan a hacer modificaciones para buscar una mejor postura encima de la bicicleta. Además de tomar datos con los sensores, también se utilizan cámaras que te graban mientras pedaleas con las que también se pueden tomar fotografías.



Según se van haciendo modificaciones se vuelve a medir para ver como va evolucionando la posición. En mi caso comencé con la BMC TM01 y la verdad es que el cambio de la postura con las primeras modificaciones era ya bastante evidente. Lo primero que me hizo fue bajar el sillín, luego echarlo hacia atrás y bajar el manillar. Estos fueron los cambios más gordos, seguidos por otros más pequeños como ajustar los apoyacodos, alargar ligeramente las barras de los acoples y tocar un poco el ángulo de inclinación de las mismas. Cuando veo la foto de como llegué y como quedé colocado finalmente, la diferencia es enorme. Ahora queda meter horas a esa nueva postura, pero vamos, no hay duda de que es mucho más aerodinámica que la inicial, y por lo que he probado hasta ahora, no me parece incómoda y creo que la podré aguantar bastante bien.

Una vez fijada la postura el siguiente paso es "escanear" tu bici tal y como ha quedado, para lo que se utiliza otro aparato que va tomando medidas en diferentes puntos de la bici según va requiriendo el software. De este modo el sistema es capaz de calcular la altura del sillín, ángulo efectivo del tubo vertical, reach y stack del cuadro, reach y stack del manillar, diferencia de altura entre sillín y manillar, etc... Es como una foto de tu bici en formato numérico para que siempre puedas volver a esas mismas medidas en caso de que introduzcas modificaciones o cambies a otra bici y quieras ir colocado de la misma manera.



Con la Orbea Orca los cambios fueron muy pequeños. La posición inicial con la que llegué ya era bastante buena y tan sólo me retrasó ligeramente el sillín y me bajó un poco el manillar gracias a que aún tenía un poquito de margen. No creo que aquí note demasiado el cambio cuando empiece a rodar con esta bici de nuevo.

Tras el estudio te entregan un informe sobre tus medidas corporales pedaleando en la posición definitiva de cada bici y otro con la medidas finales de cada una de las bicis una vez ajustadas.

La verdad es que me gustó mucho el estudio y creo que es algo absolutamente necesario que todo el mundo que se tome esto un poco en serio debería hacerse. No sólo para buscar un mejor rendimiento encima de la bici sino también por un tema de salud, para ir bien colocado encima de la bicicleta y no provocarnos dolores innecesarios o incluso lesiones. Muchas veces nos gastamos un montón de dinero en una bici nueva, en componentes nuevos o en cualquier otra cosa bastante más cara que lo que puede costar uno de estos estudios a los que realmente se les saca mucho más rendimiento.

4 comentarios:

ROBER 29 de diciembre de 2013, 15:40  

Lo que te faltaba Alex. Como se te ve el plumero de ingeniero...

Martita Garcia 29 de diciembre de 2013, 15:44  

Alucinante!

poped 1 de enero de 2014, 19:16  

yo estoy mirando tambien para hacerme un estudio,que tiempo tardaron?
saludos

Alejandro Piñeiro 2 de enero de 2014, 17:34  

Y a mucha honra lo de ingeniero Rober !!! :) :)

La duración del estudio depende un poco de la cantidad de cambios que te tengan que hacer en la bici. En mi caso fueron unas 3 horas y media para las dos bicis, pero casi todo el tiempo se lo llevó la cabra.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP