viernes, 5 de noviembre de 2010

Resumen de la temporada 2009-2010 (1ª parte)


Todo empezó en el mes de septiembre de 2009, donde sin ninguna preparación específica hice un par de carreras con la bici de montaña en el pueblo (la subida a la Quesera y la marcha cicloturista Sierra de Ayllón). El resultado no estuvo mal teniendo en cuenta el nivel de preparación que llevaba tras varios años sin hacer deporte en serio y con tan sólo un par de meses montando en la bici de montaña dos o tres veces a la semana.

El mes de octubre me decidí a contactar con los Diablillos de Rivas para empezar a practicar triatlón. Desde hacía muchos años me había atraido este deporte sobre el que había leido un montón de cosas, visto un montón de videos y también varias pruebas en directo en los últimos años. Dió la casualidad de que el primer día que fuí a entrenar era el día uno de la primera semana de la planificación, así que llegué justo a tiempo. La verdad es que las primeras semanas se me hicieron duras y de hecho se me pasó por la cabeza dejarlo en varias ocasiones pero ahí seguí y poco a poco me acostumbré al ritmo de entrenar prácticamente todos los días. Sobre todo me costaba la natación ya que es el único deporte que nunca había entrenado de forma medianamente regular y mucho menos competir. De hecho durante los primeros meses no conseguí entrenar la natación más de tres días a la semana. La única competición que hice este mes fue la carrera del CSIC, que me salió mejor de lo que me esperaba aunque la carrera no me gustó como otros años principalmente por las obras de la calle Serrano.

Además de esto, a finales de octubre me compré la Orbea Orca. Es la bici que me gustaba desde hacía tiempo y aunque estuve un tiempo pensando si merecía la pena gastarse tanto dinero en una bici, ahora que llevo casi un año con ella y he hecho un montón de kilómetros no me arrepiento en absoluto y es una de las mejores compras que he hecho en mi vida.

Noviembre fue un mes duro en cuanto a competiciones se refiere, continuando los entrenos con los Diablillos y además compitiendo 3 domingos en carreras populares: BBVA, Canillejas y Rivas. Las dos últimas sobre una distancia de 10 km y la primera de 5 km. Terminé bastante contento en todas las carreras, especialmente en Canillejas donde conseguí bajar mi mejor marca personal en 10 km hasta ese momento bajando de 43 minutos.

Diciembre fue un poco más relajado tanto en entrenamientos como en competiciones. Entre los puentes, las fiestas de navidad, ... es difícil mantener el ritmo de entrenamientos y se hace lo que se puede. Corrí la carrera de las empresas con unos compañeros de trabajo a 4 minutos el kilómetro por primera vez en mi vida. También la San Silvestre por primera vez. Menuda carrera, un ambiente increible, un recorrido rapidísimo (sobre todo si consigues salir adelante como fue mi caso) y además hice mi mejor marca en 10 km hasta ese momento bajando de 42 minutos. Desde luego este año pienso repetir.

Con el año nuevo vienieron los propósitos y objetivos que me gustaría cumplir. Ahora que ha terminado la temporada puedo decir que los he cumplido todos y además con creces. He hecho más de 100 km en bici en solitario (varias veces y hasta 170 km en una ocasión al ir hasta el pueblo en bici), he corrido una media maratón, varios triatlones, he hecho varias etapas en bici por los puertos de la sierra madrileña y he bajado de 40 minutos en 10 km (y encima fue en un triatlón... a ver si antes de que acabe el año consigo hacer lo mismo en una carrera popular). Ahora que empieza la nueva temporada me toca pensar en objetivos nuevos a los que estoy dando vueltas...

En enero corrí la media maratón de Getafe, la primera media que hacía en mi vida. Me gustó mucho tanto por el recorrido como por el ambiente. Conseguí hacerla en menos de 1:33 que creo que está muy bien para ser la primera, aunque ahora lo veo y creo que lo puedo hacer muchísimo mejor. El objetivo de hacer esta carrera era conocer la distancia de cara a lo que sería mi primer triatlón en Elche. Los entrenamientos con el club empiezan a ser más exigentes, y es que en febrero comienza la temporada de duatlones así que las series en la pista de atletismo empiezan a dejarse ver. Para mi fueron toda una novedad, ya que no había hecho series en mi vida y estaba un poco desubicado sin saber muy bien el ritmo que debía llevar.

Los meses de febrero y marzo estuvieron centrados en los duatlones. En mi primer duatlón, el de Rivas conseguí un resultado totalmente inesperado para mi y es que me clasifiqué para el campeonato de España de duatlón. La verdad es que ni me había planteado el poder clasificarme, no sabía ni cuales eran los criterios ni en que posición tenía que quedar para conseguirlo, pero se me dió bien la carrera y me llevé una alegría tremenda. Conseguí correr las dos carreras del duatlón a menos de 4 minutos el kilómetro, algo impensable para mi hace unos meses. El Villa de Madrid se me atragantó un poco principalmente por la bici, con un recorrido más duro que el de Rivas y que hizo que lo pagase en la segunda carrera a pie.

Abril fuel sin duda el mes más intenso de toda la temporada. 3 fines de semana seguidos ocupados con competiciones precedidos por la concentración del club. Sin duda fue un mes muy cañero del que conseguí salir airoso. En primer lugar la concentración. Una semana entera en Oliva cogiendo la bici todos los días haciendo un montón de kilómetros. También hubo algún entrenamiento de natación con el neopreno y de carrera a pie, pero lo más importante de esta semana era la bici. Más de 650 km de bici y casi 40 km corriendo cayeron en esa semana. Pero lo mejor de todo sin duda fue la semana conviviendo con la gente del club. Lo pasamos realmente bien, con montones de anécdotas que recordar y muchos detalles que hicieron que esa semana fuese muy pero que muy especial. Terminé esa semana bastante cansado, pero sabíamos que con un poco de descanso se asimilarían todos estos kilómetros y eso se notó en el nivel sobre la bici del resto de la temporada.

Una semana después mi primera competición por equipos en Segovia, el campeonato de España de duatlón contrarreloj. Por primera vez pude ver lo que significaba ayudar a un compañero cuando tenía algún mal momento, seguir una táctica que habíamos hablado previamente, ... Una forma distinta de competir que me gustó mucho y además en uno de los recorridos más bonitos que he podido hacer en todo el año corriendo por todo el centro de Segovia. A la semana siguiente el campeonato de España de duatlón en Gijón. Otra novedad para mi (este año todo ha sido novedad para mi...), duatón de distancia olímpica. Corriendo el primer 10000 con mucho miedo por lo que quedaba por delante pero a toda pastilla (4:04 min/km, el más rápido de mi vida hasta ese momento) y pagándolo luego un poco en la bici y segunda carrera a pie pero muy muy contento por estar en un campeonato de España. Además, fue la primera competición en la que viajé con la gente del club pasando un fin de semana muy bueno conviviendo con todo el mundo y teniendo el domingo libre (que gusto da competir en sábado...jejeje).

Y el plato fuerte llegó el último fin de semana de abril. El triatlón de Elche Arenales 113 sobre distancia medio Ironman. Mi debut en triatlón. Una locura por hacerlo en esta distancia, pues si para que nos vamos a engañar. Pero también es cierto que me había preparado bien y llegaba con muchas ganas de disfrutar de la carrera. El día anterior a la prueba era un manojo de nervios. Veías el área de transición, con más de mil participantes y con unos pepinos de bicis de contrarreloj que hacían que se te viniese a la cabeza la idea de "donde me he metido"... Luego la verdad es que todo salió bastante bien y te das cuenta de que llevar una bici muy cara y exclusiva no significa que el dueño realmente sea una máquina. Tan sólo algunos problemas en la parte final de la carrera a pie por falta de gasolina pero que afortunadamente me permitieron llegar sin arrastrarme y además con un tiempo bastante bueno de poco más de 5 horas. La lección aprendida de esta carrera es que tenía que entrenar lo de tomar geles en carrera, que yo creo que fue lo que me faltó para terminar mejor. La sensación que se tiene al terminar una carrera de este tipo en el que has estado un buen número de horas compitiendo es indescriptible, no se puede explicar con palabras esa mezcla de euforia, cansancio, tranquilidad por haber terminado algo que llevabas mucho tiempo esperando, ... Esta nueva temporada repetiré en Elche, y el objetivo será por supuesto bajar de 5 horas...

Y como esto ya es muy largo voy a dejar para otra entrada el resto del resumen de lo que fue la temporada...

2 comentarios:

Angel 5 de noviembre de 2010, 23:26  

Vaya tela de temporada, eh?, quien nos lo iba a decir. Y todavia te queda por contar bastante. De todas formas, chapeau por la temporada que has hecho.

Por cierto, veo que corres el domingo en la del bbva. Alli estaremos por 3º año consecutivo.

Un saludo campeon.

Jandercito 10 de noviembre de 2010, 10:03  

Si, menuda temporada. Quien me iba a decir cuando empecé hace poco más de un año todo lo que iba a hacer durante la temporada. La verdad es que esto engancha de verdad.

Pronto colgaré la seunda parte del resumen de la temporada.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP