martes, 6 de marzo de 2012

Semana "fácil" y homologación

Por fin llegó la ansiada semana de recuperación con el objetivo de asimilar lo entrenado en las tres anteriores y cargar las pilas para el siguiente bloque de cuatro semanas donde las tres primeras volverán a ser de carga.

En general puedo decir que descansar he descansado y mucho. Ha habido siesta lunes, martes, jueves, sábado y un poco el domingo, además de haber dormido un montón el fin de semana. Además, he pasado el fin de semana en casa de unos amigos en Segovia, con lo que la salida en bici y la carrera a pie han sido muy agradables y "desintoxicantes" al ser por zonas que no conozco. Eso si, el terreno en la zona es bastante duro, todo el rato subiendo o bajando, sin un metro llano, pero en general los ritmos han sido tranquilos.

No hay mucho que destacar de la semana en cuanto a intensidad en los entrenamientos,  salvo decir que no me he encontrado especialmente fino ni corriendo ni en bici. Tampoco es que haya forzado buscando mejores sensaciones, ya que el objetivo de la semana era el de recuperar, pero bueno eso es lo que he notado esta semana.


La excepción a la falta de intensidad en los entrenos: el viernes. Por fin llegó el ansiado test de 1500 metros de natación. El anterior fue en Noviembre del año pasado, y lo hice en Derby. Me salió un tiempo muy bueno para mi de 25:08, con todas las dudas que me generó respecto a si la piscina medía lo que tenía que medir entre otras cosas, ya que nunca antes me había acercado a un tiempo similar, y mucho menos a esas alturas de temporada. Así que este test que hice el viernes pasado tenía que ser el de la confirmación, en la piscina de Rivas donde nado habitualmente, comparándome con la gente con la que suelo nadar en la misma calle, ... En definitiva, se trataba del test de "homologación", como habían bautizado varios amigos del club.

Entré a nadar pronto con intención de hacer el test lo antes posible. Tenía una mezcla de muchas ganas de hacerlo por un lado y por otro de quitármelo de encima y que saliese lo que fuera. Mi idea era no hacer el test en paralelo con nadie de nivel similar al mío, para así poder ir realmente a mi ritmo sin ir pensando en que el que va al lado va más rápido o lento que yo, es decir, hacer mi test. Y así fué. Empecé el test pronto tras un buen calentamiento y ya desde el principio me encontré con buenas sensaciones.

Esta vez no tomé los tiempos de los parciales cada 100 metros, ya que lo hacían desde fuera, pero si que iba mirando el reloj para comprobar el tiempo. No los recuerdo todos, pero si algunos: 200 en 3:10, 800 en 13:15 y 1000 en 16:40. Es decir, más o menos manteniendo el ritmo medio de 1:40 min/100m hasta el 1000, lo cual significa hacer 25:00 en el 1500. A partir del 1000 tuve una pequeña crisis en la que me descentré un poco, dejé de mirar el reloj y empecé a perder tiempo. Los últimos 400 se me hicieron muy duros y acabé fundido perdiendo algo de tiempo en ese último tramo. Finalmente mi tiempo fue de 25:19.

Por un lado contento porque considero la "homologación" como aprobada con buena nota, y por otro con la espinita de no haber podido mantener el ritmo en la parte final para así acercarme a los 25:00 e incluso bajar ese tiempo ligeramente. En cuanto a la comparación con mis amigos de calle, salí bastante bien parado, a menos de 10 segundos del mejor tiempo de los de mi calle.

Los números de la semana han sido de 11250 metros de natación, 207 km de bici en 7h8m, 37 km a pie en 2h55m y 2 sesiones de gimnasio. En total casi 16 horas, que hace un año me parecían un mundo pero ahora, acostumbrado ya a las semanas de 20 horas, parecen un juego de niños.

Por último, mencionar algo que me pasó el martes pasado, y es que recibí un golpe en el pecho nadando en unos ejercicios de velocidad, justo en el pectoral izquierdo. Durante toda la semana he notado una ligera molestia muy de vez en cuando, pero nada que me hiciera ni si quiera pensar en ello. Pero ayer lunes, durante la sesión de natación con series bastante fuertes comencé a notar esa molestia más de la cuenta, pasando a ser dolor. Cuando me quedé frío el dolor era más evidente, tanto que en un estornudo vi las estrellas del dolor que me entró. Hoy parece que ha ido mejorando ligeramente a lo largo del día y no me duele más que cuando hago mucha fuerza o algún movimiento muy específico. En cualquier caso, hoy no voy a nadar y veremos si corriendo me permite hacerlo sin problemas. Mañana voy a que me miren a ver que puede ser. Me tiene preocupado y no me gustaría tener que parar ahora, pero quizá sea necesario estar unos días sin nadar y dejar que la molestia desaparezca del todo... Veremos que me dicen mañana. Ahora mismo soy positivo y pienso que con unos días sin nadar será suficiente.

2 comentarios:

Pablo. 6 de marzo de 2012, 20:08  

Mañana miraremos ese golpe en el pecho,pero parece una contractuta por traumatismo en pectoral o intercostal....por lo demás,vaya tiempecitos que te gastas en la piscina...madre mia!!!!
Un saludo tio.....

Alejandro Piñeiro 9 de marzo de 2012, 15:21  

Gracias Pablo, la verdad es que la cosa ha mejorado bastante desde el lunes. Los tiempos de la piscina han mejorado esta temporada bastante, aunque esta semanita sin tocar agua hará que se resientan un poco !!!...jejeje.

Bueno, que todo sea eso y la semana que viene ya pueda empezar a nadar de nuevo.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP