lunes, 26 de marzo de 2012

Semana -16, forzando la máquina

Ultima semana de carga de este bloque de tres la que acaba de terminar. Afortunadamente ha finalizado en condiciones mucho mejores que en el bloque anterior, tanto física como mentalmente. Ya la tenía marcada en el calendario como una semana muy importante, ya que tras esta semana viene una de descanso, la Semana Santa de concentración en Oliva y en seguida ya nos plantamos en la primera competición importante de la temporada, el medio Ironman de Elche.

Así que como tal me la he tomado, como una semana muy importante en la que había que hacer un último esfuerzo forzando la máquina para conseguir meter todos los kilómetros, todas las series, ... y terminar con un buen sabor de boca. Para empezar, nadando esta ha sido la primera semana completa de verdad desde que tuve el problema en el costado. Ya no había más excusas y las molestias han sido cero así que han caído los 5 entrenos programados, metiendo bastantes metros de series lunes miércoles y viernes. Si que he notado que las dos semanas anteriores han sido muy flojitas de agua, y es que ha costado lo suyo mantener los ritmos, pero creo que en general ha ido bastante bien.

Comenzando por la natación, para empezar el lunes no habíamos recibido aún el entreno así que unos cuantos nos decidimos por hacer el 2x(5x100 A3) que nos habíamos saltado el miércoles anterior. Duro duro, pero bastante bien en general manteniendo el ritmo en todos ellos entre 1:31 y 1:32 sin pies de nadie ya que éramos muy poquitos en la piscina y se podía hacer perfectamente con dos personas por calle. El miércoles 6x(100A3 c/2' + 50A3 c/1'15") en los que me toca tirar durante la primera mitad haciendo unos tiempos de 1'31" y 43" de media. Luego el resto los hago a pies y los tiempos mejoran un poco, pero como siempre, a pies es algo más sencillo.

Y para finalizar con la natación, el viernes un entreno de los de traca, con 3650 metros en total, de los que 2150 eran cañeros. Para empezar con un 100 TOLA y un 50 TOLA con poquita recuperación que salieron en 1'23" y 40". Nunca antes había hecho un 100 TOLA y la verdad es que terminas con el corazón en la boca, duro duro. Lo que peor llevé es no saber que ritmo de respiración llevar. Cuando hago máxima velocidad, 25 metros, respiro cada 4 o 6 brazadas. Aquí, en el 100 empecé respirando así pero rápidamente empieza a ser insuficiente y empiezas a respirar cada 2, pero eso parece ser demasiado, cambias a 3, ... En fin que no sabía como ir. 30 segundos después de terminar el 100+50 había que hacer 2x800 A2, el primero con palas, donde lo importante era la primera parte del primer 800, en la que se iba muerto, con el ácido láctico rebosando por todos lados y con unas sensaciones muy desagradables. El resto mejor, ya con sensaciones normales y a ritmos habituales rondando el 1'40" cada 100 metros. Para finalizar un 400 A2 que terminó de rematar una sesión de natación dura dura en un tiempo de 6'30" aproximadamente.


En bici he hecho una sesión más de las programadas, para compensar la de menos que hice la semana pasada a cambio de una de carrera a pie. Vamos, que con el pequeño cambio de cromos entre las dos semanas he dejado todo cuadrado. El lunes con la cabra un día muy desagradable, con frío, mucho aire y malas sensaciones de piernas. Además, pasando algo de miedo por el aire en algunos ratos acoplado, donde costaba llevar la rueda delantera por donde uno quería. El jueves con la Orca estuve haciendo las series que tocaban y la verdad es que mucho mejor que el lunes, con buenas piernas y mucho mejor ritmo.

El plato fuerte de la bici vino el fin de semana. Para empezar el sábado entreno de transición donde la primera parte consistía en 3 horas con la cabra. Muy muy bien, con mucha velocidad y muy cómodo acoplado, sobre todo la segunda mitad del entreno. Había dos bloques acoplado, uno de 45 minutos y otro de 20 que salieron muy rápidos a 36.9 km/h y 36.2 km/h respectivamente encontrándome muy cómodo a esas velocidades en las que vas forzando ligeramente pero sin pasarte de rosca. Además, las modificaciones en el sistema de hidratación Torhans que he hecho han funcionado muy bien, pegando con loctite la pieza aerodinámica que cubre el tubo por el que se bebe por un lado y por otro lado colocando una esponja entre las dos tapas para que el líquido salpique lo menos posible. Finalmente el entreno termina con una media de 34.6 km/h, la más rápida de mi vida. El domingo 4h30m con la Orca y el grupo de Diablillos, con poquitas ganas al principio pero luego entrando en las batallas del día, que hubo y muchas. Aguantando con dolor de piernas hasta el final pero muy bien en general en un día también muy rápido que terminó con casi 150 km a 32.4 km/h de media.

Y corriendo, una sesión menos de las programadas como contaba antes. Para empezar, el martes con el plato fuerte de la semana, las series en pista. Esta semana tocaba 6x2000 a umbral. Este mismo entreno es el de hace 4 semanas, y esta vez ha salido bastante mejor. Los 5 primeros 2000 han sido muy constantes, a ritmo entre 7:25 y 7:30 todos. En el último, reventón que me hizo subir hasta 7:46, pero es que ya las piernas no daban más de si y el pulso estaba por las nubes, pasándome del umbral a la mínima que intentaba forzar un poquito mas. Hace cuatro semanas sólo metí los 3 primeros en menos de 7:30 y luego ya se fueron los últimos a casi 7:40.

El resto de días corriendo han sido rodajes cómodos (aunque algunos han sido alegres), hasta llegar al sábado en el que había que correr una hora en transición justo al terminar las 3 horas de bici. Había que hacer dos bloque de 15 minutos progresivos que salieron muy bien, marcando ritmos medios rondando los 4 min/km en esos bloques y con buenas sensaciones tras la bici cañera previa. Termina el entreno con 4:15 min/km de media, que no está nada pero que nada mal. Aproveché este último entreno de carrera a pie para probar algunas cosas que quiero usar en el Ironman. Lo primero los calcetines Compressport, que me parecieron comodísimos. Lo segundo, la parte inferior del dos piezas con badana, que también me resultó muy cómodo para correr y, a falta de probarlo con la bici, pasó con nota el test. Y por último el tema de la comida, y es que esta vez en la bici comí bastante más de lo habitual para salir a correr con el estómago más lleno y ver si tenía algún problema. Afortunadamente, problemas cero tras haberme comido 2 barritas con un litro de ND3 durante la bici y un gel en la carrera pie entre los dos bloques de 15 minutos.

Resumiendo en números, 22 horas de entreno durante la semana repartidos en 5 sesiones de natación (13575 metros), 393 km de bici en 4 sesiones (12h25m)  y 56 km de carrera a pie en 4 sesiones (4h7m). Muchas horas pero muy bien aprovechadas y terminando muy bien, con sensaciones muy positivas, deseando ya que llegue tanto la concentración en Oliva como las competiciones el próximo mes de abril.

3 comentarios:

Pablo. 27 de marzo de 2012, 12:42  

vamoooosssss maquinaaaa....que grande eres alex!!!!!

DACADU 29 de marzo de 2012, 8:53  

puffff pedazo de entrenos no???
vas a llegar muy muy fuerte, te vas a salir
yo no estoy entrenando con tanta intensidad!!!
pero claro, no nos podemos comparar

Alejandro Piñeiro 29 de marzo de 2012, 12:25  

Bueno poco a poco va subiendo la intensidad de los mismos. Hasta ahora hemos hecho muchísimo volumen y poco a poco estamos metiendo algo más de intensidad. Ya estoy deseando que llegue Elche para "probarme" en competición.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP