jueves, 28 de abril de 2011

Concentración 2011 de los Diablillos en Oliva

Por segundo año consecutivo he pasado la Semana Santa entrenando con los Diablillos de Rivas en Oliva. Esta vez no hemos ido unos cuantos toda la semana como el año pasado por diversas razones de "agenda". Aprovechando que el miércoles estuve en Mestalla viendo al Real Madrid ganar la Copa del Rey contra el Barcelona, me fuí a Guardamar de la Safor desde el principio de la semana para pasar esos tres días previos al inicio de la concentración.

Esos tres primeros días hizo muy buen tiempo, sin demasiado calor y sin nada de lluvia. Aproveché para hacer algunos entrenos suaves que me permitiesen recuperar lo mejor posible del Campeonato de España de Duatlón que hice el día 16 de abril. El lunes un poco de carrera a pie por la tarde. El martes por la mañana un par de horas de bici suave y llana visitando a Rober y familia en Denia, por la tarde natación en la piscina de Oliva con unas buenas series de 200 y 100. Y el miércoles por la mañana antes de irme a Valencia hice un poco de carrera a pie en ayunas y una sesión suave de natación también en la piscina de Oliva con un par de 200 que me dejaron buenas sensaciones.

El resto del miércoles lo pasé en Valencia, principalmente por la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es la segunda vez que voy allí (la primera estuve visitando todo por dentro) a verlo y la verdad es que es realmente espectacular la estética de todos los edificios: el Palacio de las Artes Reina Sofía, el Hemisferic, el Museo de Ciencias Príncipe Felipe, el Ágora y el Oceanografic, además del puente l'Assut de l'Or que divide en dos toda la zona y el paseo ajardinado denominado l'Umbracle. Como muestra, aquí van algunas fotos que tiré durante la tarde:

110420_170143.jpg
Al fondo el Palacio de las Artes Reina Sofía y en primer plano el Hemisferic

110420_173021.jpg

110420_183615.jpg
El Ágora con el puente l'Assut de l'Or y en segundo plano el Museo de Ciencias Príncipe Felipe, el Hemisferic y el Palacio de las Artes Reina Sofía

Ya acabando la tarde me fuí al campo donde había quedado con mis amigos para ver la final de la Copa del Rey. Menudo ambientazo y menuda tensión durante todo el partido. Estuvo igualadísimo, con un gran primer tiempo del Madrid, segundo tiempo para el Barcelona que apretó muchísimo y ya en la prórroga se decidió todo con un gran pase de Di María y un espectacular remate de cabeza de Ronaldo. Pudo ganar cualquiera, pero en esta ocasión afortunadamente le tocó al Madrid. No había vuelto a ver al Madrid lejos del Bernabeu desde el año 98 en el que estuve viendo en directo la 7º Copa de Europa en Amsterdam, y la verdad es que el ambiente me pareció increíble, animando sin parar todo el partido y viviéndolo a tope como nunca.

110420_221942.jpg
De izqda. a dcha. Javi, Sergio, yo e Ina

Ya el jueves comenzaba la concentración. El plan de entrenos consistía en 4 etapas de bici, 2 sesiones de natación en el mar con neopreno y otras dos de carrera a pie. Las previsiones climatológicas no eran nada buenas, con posibilidad de lluvias en ocasiones bastante fuertes la mayoría de los días. Y así empezó el primer día, con lluvia desde por la mañana que continuó hasta que terminamos la etapa. Eso hizo que tuviéramos que modificar el recorrido, y aunque hicimos los kilómetros previstos, no fueron ni mucho menos tan duros como estaba planeado. Eso si, hice la etapa con el grupo cabecero y tocó sufrir un buen rato tanto en la subida al Vall de Gallinera como luego en alguna parte de los kilómetros llanos donde se tensó la cuerda.

El jueves por la tarde todavía no se muy bien como nos pudimos meter a intentar nadar en el mar con el neopreno puesto. Estaba realmente revuelto, con muchísimas olas y por más que nos metíamos hacia dentro intentando salvar la línea donde rompían las olas no había manera, seguían rompiendo igual de fuerte. Estuvimos una media hora, pero nadar lo que se dice nadar pues no demasiado. Nunca antes me había metido en el mar con olas como las de ese día.

El viernes por la mañana, después de haber pasado toda la noche lloviendo, amaneció un día despejado y con buena temperatura. Teníamos uno de los platos fuertes de la concentración, la cronoescalada subiendo Vall d'Ebó. Exactamente la misma que el año pasado, así que todos teníamos referencias de esos 8.5km de subida en un puerto no muy duro y con un pequeño descanso aproximadamente a mitad de puerto. Lo más exigente está en los primeros kilómetros y en mi opinión es donde se puede conseguir sacar un buen tiempo.

Mi tiempo este año ha sido de 26:20, rebajando en algo más de tres minutos mi tiempo del año pasado. Hice toda la subida sin mirar para nada el tiempo que llevaba. Salí más o menos en mitad de lista, con 30 segundos de diferencia respecto a los que lo hicieron antes de mi, así que fuí pasando bastante gente durante la primera mitad de la prueba y me ayudó bastante a apretar de lo lindo. Luego tuve un pequeño bache en el que ya no había más gente que alcanzar hasta que en el último kilómetro y medio volví a cazar a otros dos compañeros. Me noté un poco falto de fuerzas en esa última parte pero aún así creo que mi tiempo es bastante bueno comparado con el del año pasado.


Los tiempos de la cronoescalada

Tras la cronoescalada seguimos haciendo la misma etapa que el año pasado, bajando Vall de Gallinera a toda pastilla. De hecho yo creo que no he hecho una bajada así de forzado en mi vida, a cola del grupo de cabeza y teniendo que apretar en cada curva para no perder al grupo. Nunca antes me había visto con pulsos de 150 y hasta 160 ppm en una bajada, ¡¡ increible !!.

El viernes por la tarde carrerita de una hora que teóricamente debería haber sido tranquila pero... la cosa se fue liando y terminamos corriendo bastante rápido, a una media de 4:15 min/km. Eso si, con muy buenas sensaciones en las piernas y el pulso bastante bajo. Las mismas sensaciones que había tenido corriendo el resto de la semana, y es que yo creo que lo de correr a nivel del mar se nota bastante, se respira mejor y parece como que cuesta menos correr.

Y llegó la etapa reina el sábado por la mañana. Con los recuerdos del año pasado, con una etapa dantesca por kilometraje y dureza, afrontamos una etapa más corta, de unos 120 km y que sobre el papel no parecía tan dura. Y efectivamente así fue. Había bastantes subidas pero no fue ni mucho menos tan dura como el año pasado. En cualquier caso, aunque hice la etapa en el grupo cabecero, cuando llegaba alguna subida fuerte y relativamente larga notaba que las piernas ya no estaban como el primer día y las hacía a mi ritmo, sin perder una minutada pero de forma algo más relajada. También ayudó que la primera hora de esta etapa se hizo a un ritmo que al menos para mi fue infernal, muy rápido y picando para arriba todo el rato. Acabé esta etapa bastante cansado.

El sábado por la tarde tocaba la segunda sesión de natación, esta vez con el mar en mucho mejor estado que el jueves. Nadamos una media hora en paralelo a la costa y después estuvimos haciendo algunas simulaciones de situaciones de carrera, como entradas y salidas del mar, orientación hacia una boya, ... Estuvo entretenido pero también fue bastante cansado. Ya por la noche estuvimos cenando en el Foster's Hollywood de Gandía, y poco más que estábamos todos bastante cansados.


Ya el domingo terminaba la semana con una carrera en ayunas de 50 minutos en la que se fue más lento que el viernes, pero para nada relajada ya que la media que salió fue de 4:24 min/km. Después de desayunar salimos a rodar en bici un par de horas para finalizar la concentración. Y como la empezamos con lluvia pues tocaba terminar con lluvia así que esta última etapa de bici también fue pasada por agua, por momentos bastante intensa. Un par de subidas en las que ya las piernas no me dieron más de si, pero bueno, acabé contento la concentración.

Un poco de números resumiendo lo que ha sido la semana:
- 7.7 km de natación en 2:55 con dos sesiones en piscina y dos en el mar
- 452 km de bici en 15:36 repartidos en 5 sesiones
- 48 km de carrera a pie en 3:33 repartidos en 4 sesiones

En total 22:05 de entrenamiento, que es una auténtica barbaridad, aunque menos que el año pasado donde hice muchos más kilómetros de bici saliendo los 7 días de la semana. En cualquier caso creo que mucho mejor así sin tanta dureza que luego uno tarda mucho en recuperarse de estos esfuerzos y más después de haber hecho dos competiciones duras en las dos semanas anteriores.

Y pasando al lado social, el que yo creo es más importante de la concentración. Ha sido increible ver la cantidad de gente que se ha conseguido mover este año para la concentración. Nada más y nada menos que 55 personas repartidas en 12 bungalows hemos acudido este año. Si ya el año pasado con 35 personas repartidas en 8 bungalows me pareció una pasada lo de este año ha sido espectacular. Yo no se si habrá otro club en España capaz de movilizar a tanta gente para algo así. Además con el handicap del mal tiempo, todos saliendo en bici a pesar de la lluvia que nos acompañó durante dos de las cuatro etapas. Como siempre el ambiente ha sido muy bueno, como no podía ser de otra manera.

La última etapa, justo antes de empezar

Y mis compañeros de bungalow, sensacionales, como siempre. Con Isaac y Jose ya había convivido en varias ocasiones y sabía que lo íbamos a pasar bien. Con Julio y Jose Rodríguez era la primera vez y ha sido una gran experiencia también. Hemos descubierto en Julio a todo un cocinillas, aunque eso si, haciendo la compra nos ha sacado de la rutina con los croissants rellenos de chocolate y las valencianas por 1.40€... ¡¡ He vuelto con 2 kilos extra a pesar de la tralla que nos hemos dado !!...jejeje. Menos mal que ahora en unos días todo volverá a la normalidad.

De izqda. a dcha. yo, Jose, Julio, Isaac y Jose Rodríguez

El año que viene más. Otra cita obligatoria en el calendario.

3 comentarios:

Julio 29 de abril de 2011, 0:38  

mmmmmm, valencianas... jajaja la verdad es que lo pasamos genial no sólo por los entrenos sino sobre todo por la convivencia.

Angel 30 de abril de 2011, 18:15  

Que envidia. Que gran semana, una pasada de semana y grandes entrenos.

Un saludo.

Jandercito 3 de mayo de 2011, 16:07  

Sin duda, la convivencia es algo fundamental y yo por lo menos me lo paso pipa independientemente de los entrenos.

¡ Gracias por los comentarios !

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP