martes, 22 de marzo de 2011

Raid Desafío Toledo - Liga LXS - La crónica

¡¡ Terminamos sanos y salvos y no nos perdimos !!. Además de que lo pasamos muy bien, esas son las tres conclusiones más importantes que saco de la participación en el raid "Desafío Toledo - Liga LXS" de este pasado sábado 19 de marzo. Ha sido el primero y viendo lo divertido que ha sido seguro que no será el último. Eso si, todos en este plan, que hacerlos a muerte tiene que ser durísimo...

Todo ha sido nuevo, así que preparé un mochilón con un montón de cosas. Muchas de ellas finalmente no hicieron falta, pero había que llevarlas por si acaso: frontal, ropa de abrigo, ropa para cambiarse, guantes, casco, gafas, portamapas, comida, agua, bebida isotónica, cámara de fotos, mini herramienta para la bici, cámaras de repuesto, brújula, zapatillas de la bici de montaña, ... En fin una barbaridad.

110319_113421.jpg

Llegamos con bastante tiempo de antelación, así que pudimos dejar las cosas tranquilamente en el hueco que nos habían asignado, prepararlo todo y escuchar el briefing con calma. El día era perfecto, unos 15 grados que llegaron a subir hasta unos 20, sin aire y soleado.

En este raid había varias modalidades, y nosotros nos apuntamos en la "Raiders 2+1" que consiste en hacer todas las pruebas pero siempre uno de los tres tiene que estar descansando en la zona de transición. El equipo lo formamos mi hermana Arancha, su novio Roberto y yo. Habíamos planeado más o menos como turnarnos durante las pruebas, aunque luego por diversas circunstancias tuvimos que improvisar. Muchas pruebas diferentes pero con un tiempo límite de terminar a las 8 de la tarde, penalizando 1 punto por cada 5 minutos de retraso. Entre las pruebas no había descanso ninguno y las dos primeras secciones había que hacerlas en el orden establecido. Tan sólo la última sección se podía hacer en el orden que quisiéramos.


El raid empezó a las 12 de la mañana con la prueba de scoring urbano, que me pareció de las más divertidas. Nos dieron un mapa de Toledo con 15 lugares a los que había que ir. En cada lugar había una pregunta que se contestaba fácilmente leyendo algún cartel que había en ese sitio o algún otro dato sencillo. De los 15 lugares había 2 obligatorios y puntuaban un máximo de 10, así que decidimos hacer 12 por si alguna pregunta no la acertábamos llevar algo de margen. Esta prueba fue de las que más me gustó. La hice junto con mi hermana y resultó sencilla aunque alguno de los lugares era un poco rebuscado. Nos metimos por muchas calles estrechas, peatonales, con muchas subidas y bajadas, ... Vamos "lo que viene siendo" Toledo. En esta prueba conseguimos la puntuación máxima de 10 puntos y tardamos una hora en completarla.

La siguiente prueba era la de bici de montaña, que la hice junto con Roberto. Nos dieron los mapas nuevos y empezamos a pensar hacia donde ir. La verdad es que esta vez el mapa no lo veía nada claro, con poco detalle y para mi algo confuso. Había 10 balizas y se podían hacer las que se quisiera. Todas puntuaban 1 punto. Las primeras resultaron relativamente sencillas y no demasiado alejadas, pero el punto de inflexión estaba en la número 6, que estaba realmente lejos. Quizá aquí cometimos el error de no dar la vuelta y decidir ir a por ella. Perdimos mucho tiempo, aunque no por estar desorientados sino por la distancia a la que se encontraba. Además, algunos problemillas físicos de Roberto y pequeñas caídas sin consecuencias también nos retrasaron. Tuvimos que cruzar un pequeño río y hacer varios tramos a pie empujando la bici. Otros tramos tenían mucha arena suelta que hacían realmente difícil mantener el equilibrio si no se iba con suficiente velocidad. En fin, que esta parte de bici de montaña nos llevó tres horas y media y me pareció complicada aunque no imposible. Conseguimos 9 de las 10 balizas.

110319_120145.jpg

Aquí me tomé un respiro mientras Roberto y Arancha comenzaban el tercer y último sector, el de trekking, orientación específica y pruebas especiales. Habíamos hablado de que hicieran lo que pudieran y que volvieran para que yo lo terminase junto con el que se encontrara mejor de los dos. Hicieron el tiro con arco, la escalada y algunas de las balizas del trekking en aproximadamente una hora, mientras yo me ponía ciego a comer del hambre que traía: sandwich de nocilla, spaguetti, frutos secos, un plátano, ... Había comido y bebido algo durante las pruebas anteriores, pero la verdad es que llegué con bastante hambre.

Así que a eso de las cinco y media ya estaban de vuelta y empezé con mi hermana la última parte. Quedaba por hacer el vadeo del río, el rápel, la orientación específica, el kayak y algunas balizas del trekking. Sin duda demasiado para dos horas y media. Aquí empezamos a arrepentirnos de haber perdido tanto tiempo en la bici. El caso es que decicimos dejar el kayak, que era lo más alejado, y empezar a hacer el resto.

110319_195124.jpg

Menuda sorpresa el vadeo del río. No sabía muy bien lo que era, pero el caso es que íbamos todo el rato a orilla del Tajo así que la cosa parecía clara, habría que cruzarlo. Llegamos a un punto en el que parecía que no había mucha corriente y vemos allí un cable que cruza el río, gente de la organización y unos chalecos salvavidas con unos flotadores tipo neumático. Sin pensarlo demasiado (tan sólo pensábamos en los dos puntos que nos iban a dar por hacerlo), había que meterse en el río. No me dio mucho reparo, ya que os aseguro que me he metido en sitios mucho peores para nadar en los triatlones. Tan sólo estaba la preocupación de los móviles, pero los metimos en las bolsas con cierre rápido que teníamos, nos pusimos el chaleco, agarramos el mosquetón al cable y a tirar de brazos para pasar el río. La verdad es que fue toda una experiencia... Menos mal que no hacía frío y que nada más terminar seguimos corriendo por que se podía pillar allí una pulmonía.

Lo peor sin duda fue la orientación específica. Llegamos a esta prueba un poco quemados ya que estuvimos perdidos unos 20 minutos sin saber exactamente donde estábamos, pero bueno terminamos encontrando el inicio de la orientación específica. Aquí te daban otro plano, menos detallado aún que el de la bici, y había un total de 12 balizas disponibles. Después de perder un montón de tiempo y con sólo 2 balizas picadas decidimos dejarlo para asegurar el resto de puntos que quedaban disponibles. La verdad es que esa prueba se nos dió fatal, sin duda la peor de todas por más vueltas que le dábamos al mapa y la brújula, buscando referencias visuales y en el mapa, ...

110319_173404.jpg

Nos fuímos a hacer el rápel, que estaba allí al lado y sin pensarlo tampoco mucho me puse el arnés, el casco y a bajar por un puente de unos 15-20 metros. Te dan instrucciones de como se hace y además te tienen atado con una cuerda adicional que sujetan desde arriba en caso de necesidad, pero no suele hacer falta. El caso es que vas controlando la velocidad de caída tranquilamente y la verdad es que esta prueba también me gustó mucho. Merecieron, y mucho, la pena esos dos puntos que daban por hacer el rápel.
Tras esto tan sólo quedaban un par de balizas más del trekking. Una de ellas estaba en el antiguo sismógrafo, al que había que entrar con el frontal puesto ya que no se veía absolutamente nada y que nos costó un poco encontrar. Y así llegamos al final cansados y con 10 minutos de sobra aproximadamente. Sinceramente, no creo que hubiésemos podido hacer mucho más con esos 10 minutos.

Nos dieron al terminar un bocadillo, un refresco y una camiseta talla XL (ya no quedaban de las "normales") que no se para que voy a usar ya que me queda gigante... Pero lo más importante, que lo pasamos genial, en un día magnífico y probando un montón de cosas nuevas que me gustaron mucho. La clasificación es lo de menos, pero bueno quedamos en el puesto 28 dentro de los 35 equipos que participaron en nuestra categoría, con un total de 29 puntos sobre 47 posibles y un tiempo de 7h50m. Viendo la clasificación, alucino con la cantidad de gente que consiguió la puntuación máxima y es que, como en todo, hay mucho especialista por ahí suelto, gente muy acostumbrada a este tipo de pruebas que lo hacen realmente bien.

Pues nada, un buen estreno en esto de los raids y ¡¡ seguro que no será el último !!. ¡¡ Gracias Arancha y Roberto por animarme a probarlo !!

7 comentarios:

Carles Aguilar 22 de marzo de 2011, 18:38  

Esto debe ser superdivertido además de todo un reto.. Y por lo que leo lo habéis pasado de miedo... Quizás me atreva probarlo..

Monki 22 de marzo de 2011, 20:24  

Gracias a tí. Ya has comprobado que es muy divertido, que aunque no deje der ser deporte y se ponga toda la carne en el asador, el objetivo, al menos el nuestro, es muy claro: pasarlo bien. ¿¿Qué otra cosa si no puede merecer estar ocho horas con calores, mojado, perdido, dolorido...?? Ah, sin olvidar las secuelas, que empiezan a aparecer pronto, je je je

Anónimo 23 de marzo de 2011, 11:44  

guauuuu!!!! esto existe??

Jandercito 24 de marzo de 2011, 8:48  

Desde luego que lo recomiendo, sobre todo si se hace simplemente con la intención de pasarlo bien olvidándose un poco de tiempos, marcas y objetivos.

Como dicen en muchos sitios "Pain is temporary, proud is forever" y eso es lo que creo que hay que pensar cuando aparecen las "secuelas"...jejeje. Pasarán pronto pero lo bien que lo pasamos ahí se queda...

Angel 24 de marzo de 2011, 23:39  

Tiene muy buena pinta. La verdad es que le das a todo, y es una pasada ir variando de vez en cuando y cambiar de tercio.

Un saludo.

Emilio 29 de marzo de 2011, 18:01  

Alex muchisimas gracias por los animos, en serio, son de gran ayuda. Cuidate y disfruta de todo eso, un abrazo

Jandercito 30 de marzo de 2011, 8:44  

Gracias Angel. Si que viene bien cambiar de tercio de vez en cuando. Se disfruta de otra manera.

De nada Emilio, sabes que los ánimos son sinceros y estoy seguro de que te vas a recuperar antes de lo que te imaginas. Sin prisa pero sin pausa, siempre hacia adelante.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP