lunes, 14 de marzo de 2011

Campeonato de Madrid de Duatlón - XX Villa de Madrid - La crónica

Ayer se celebró una nueva edición, ya la vigésima, del duatlón Villa de Madrid, Campeonato de Madrid de la especialidad. El año pasado también participé en esta prueba que casi todos los años supone la primera toma de contacto con los circuitos de la Casa de Campo que posteriormente utilizamos en varias pruebas más del resto del año.


Las semanas que han pasado entre el duatlón de Rivas y este otro han sido bastante duras. Entrenamientos fuertes, con series en pista tres semanas consecutivas, series subiendo con la bici, ... sin descuidar la natación, por supuesto. Todos esos entrenamientos me dejaron bastante cansado a principios de la semana previa al Villa de Madrid. De hecho el martes tenía planeado entrenar pero estaba completamente fundido así que no hice absolutamente nada. Al ser el resto de entrenos de la semana bastante suaves, el jueves ya empecé a tener mejores sensaciones, al igual que el viernes y el sábado. Así que llegué al domingo descansado y con ganas de hacer una buena carrera.

A pesar de que el pronóstico del tiempo decía que podía llover algo durante la mañana, finalmente el tiempo nos respetó y no tuvimos ni aire, ni calor ni lluvia. Una mañana perfecta para hacer un duatlón. Por una vez, y sin que sirva de precedente, no tocó madrugar demasiado, ya que la prueba de grupos de edad masculina comenzaba a las 10:45. Eso si, como viene siendo habitual últimamente, la cosa iba con retraso y al final salimos casi media hora más tarde de la hora prevista. Menos mal por que la cola que había montada para acceder al área de transición y dejar los bártulos no me hubiera permitido casi ni calentar si la salida hubiese sido realmente a las 10:45.

Como la mañana iba a ser de sorpresas, la primera fue que teníamos chip para todos y no correríamos con el nuestro propio comprado a la Fetri (ya van dos de dos). Sin comentarios (no merece la pena). La segunda sorpresa fue que no saldríamos todos los grupos de edad juntos, sino en tres salidas distanciadas 5 minutos. A mi grupo de edad le tocaba la segunda salida. Y la tercera y última sorpresa fue el cambio en el circuito de bici. Estaba previsto dar tres vueltas al circuito de Garabitas, de casi 8 km cada una así que el total de la bici era de algo más de 23 km. Pero hubo algún problema del que desconozco los detalles, pero el caso es que finalmente dimos 3 vueltas al circuito del Teleférico, mucho más corto y la bici se quedó al final en algo menos de 16 km. Eso si, con una subida más corta pero más dura que la de Garabitas en cada una de las vueltas.

Pero bueno, siguiendo el orden de la prueba, lo primero era correr. Esta vez si que me pude colocar bien delante en la línea de salida, no como en Rivas. Esta primera carrera a pie tenía una novedad respecto a otros años y es que los 5 km eran a una única vuelta, no dando dos de 2.5 km como habitualmente. A mi me gusta más dar sólo una vuelta, me viene mejor mentalmente no pasar demasiadas veces por el mismo sitio. Esta primera carrera a pie fue bastante bien, al mismo ritmo que en Rivas de 3:38 min/km de media, bastante fuerte pero relativamente cómodo y sin ir dándolo todo. Eso si, con el pulso mucho más alto, y es que el descanso de esta semana previa me ha hecho volver a mis niveles habituales de pulso. Durante la última parte de la carrera ya fuí fijándome un poco en la gente que llevaba cerca con la que debería formar grupo para el segmento de bici.

110313_120553.jpg

La primera transición fue un poco extraña, ya que por un lado fue bastante rápida pero, por otro cometí el error de descolgar la bici de la barra antes de ponerme el casco, y por otro conseguí meter los pies en los pedales a la primera, ... Total, que no creo que perdiera tiempo con lo de la bici y el casco y salí bien colocado en el grupo. Eso si, algunos de los que llegaron unos segundos antes estaban cerca así que unos cuantos dimos un arreón nada más empezar la bici, en la subida inicial de las pistas de tenis, para alcanzar a ese grupito que nos llevaba unos segundos.

El grupo de bici en el que estuve todo el tiempo era bastante fuerte. De hecho en algunos momentos de la subida me tocó darlo prácticamente todo para no descolgarme, pero conseguí aguantar ahí. Luego en la bajada alguno se lanzaba en plan kamikaze, así que no había ni un momento de tregua para no quedar descolgado. Tan solo di un relevo en el llano que lleva hacia la línea de meta durante la primera vuelta. El resto de vueltas bastante tuve con aguantar al grupo, esquivar a la gente que íbamos alcanzando de las salidas anteriores y tener cuidado de no caerme. De hecho fuí todo el rato en la bici con la sensación de estar andando muy fuerte pero sin ser realmente consciente de cuanto y sin pensar mucho en los 2.5 km corriendo que quedaban después.

110313_115536.jpg

La segunda transición si que fue buena, sin contratiempos y salí a correrlo más rápido que pude. Aún así se me fueron tres o cuatro del grupo de bici con el que iba, pero es que corrían como gamos... El resto de la carrera a pie fue bastante estable, poniéndome referencias cercanas de gente para tratar de mantener un ritmo lo más alto posible y corriendo ligeramente más rápido que en Rivas (3:55 min/km de media). Imagino que le pasará a todo el mundo, pero siempre me quedo con la sensación en esta segunda carrera de haberlo hecho mal. De hecho yo creo que mi diferencia de ritmo entre la primera y la segunda es muy grande, cuando hay gente que es capaz de correr casi igual de rápido. Al final esto es un equilibrio entre lo que te zurres en la bici, lo que te dejes para correr después y lo bien que te adaptes a la transición bici-correr. En esta ocasión, viendo la diferencia que conseguimos en bici los que íbamos en el grupo, claramente mereció la pena el esfuerzo a pesar de penalizar un poco la segunda carrera a pie.

110313_120500.jpg

Termino con fuerza apretando los últimos 500 metros para coger a un par de duatletas y con un buen tiempo, pero sin referencias de tiempos ni nada del resto de la gente. Luego me daría cuenta de que lo que yo pensaba que había hecho bien realmente fue muy bien y tuve un resultado excelente. El tiempo final según mi Garmin fue de 57:06 y el oficial de 57:04. En cuanto a los parciales, fueron estos:

- Carrera 1: 5.10 km en 18:32 (3:38 min/km) a 172 ppm de media
- T1: 1:36
- Bici: 15.45 km en 26:43 (34.7 km/h) a 170 ppm de media
- T2: 0:31
- Carrera 2: 2.49 km en 9:44 (3:55 min/km) a 172 ppm de media
- Total: 57:06

Los tiempos oficiales fueron de 18:29 en la primera carrera a pie, una primera transición de 56 segundos, bici en 28:03 (incluyendo la segunda transición) y segunda carrera a pie en 9:35 para hacer un total de 57:04. Viendo las clasificaciones, terminé en el puesto 11 de mi grupo de edad, haciendo el cuarto mejor parcial del grupo en bici. Vamos, genial. Es mi mejor puesto en un duatlón/triatlón desde que empecé con esto hace un año y medio y la verdad es que ni me imaginaba estar tan arriba durante la carrera. Muy buen resultado, pero sobre todo, tremenda inyección de moral para continuar entrenando con más ganas si cabe al ver que las cosas están saliendo muy bien.

El resto de la mañana la pasé junto al resto de amigos del club viendo la carrera femenina y la élite masculina. En chicas ganó de nuevo Ana Burgos, seguida de la Diablilla Natalia Raña. El resto de chicas del club tuvieron también una gran actuación, apareciendo en los primeros lugares de los diferentes grupos de edad y consiguiendo el Campeonato de Madrid de Duatlón por equipos.

Y el plato fuerte, la carrera élite masculina. Viendo la calidad de los inscritos se podía preveer una gran carrera. En cuanto a la gente del club, todos con los dientes afilados para ganarse la plaza en el equipo que representará a los Diablillos en el Campeonato de España de Duatlón contrarreloj por equipos del día 26 de marzo en Alcobendas. Desde fuera lo veíamos como si fueran los famosos "Trials" americanos para los equipos de atletismo de los mundiales o los juegos olímpicos. La carrera la ganó José Almagro en una bonita lucha hasta los últimos metros con Javi García. El mejor Diablillo fue Iván Cáceres (cuarto) seguido de Luismi Sánchez (undécimo). Por equipos el Tri-Val Triatlón Valdemoro obtuvo el primer puesto seguidos de los Diablillos de Rivas a tan solo 21 segundos. Sin duda un gran resultado.

110313_132235.jpg

Y ahora toca ya poner las barras largas en el acople de cara a las siguientes citas, el duatlón contrarreloj por equipos de Alcobendas el 26 de marzo y el medio Ironman de Elche el 10 de abril... ¡¡ a tope !!.

3 comentarios:

Carles Aguilar 14 de marzo de 2011, 19:49  

Un buen Duatlón, sin ninguna duda y además creo que has ido a ritmos muy buenos. Aunque siempre nos quede la sensación de que podíamos haberlo hecho mejor... Buenas perspectivas tienes..!1 Saludos..!!

Angel 15 de marzo de 2011, 8:44  

Estas progresando a pasos agigantados y eso se nota en los tiempos, y en esas buenas sensaciones. Muy buena carrera, ademas me pasaste en la 2º subida al teleferico como una moto.

Un saludo

Jandercito 21 de marzo de 2011, 12:32  

¡¡ Gracias a los dos !!. Se hizo todo lo que se pudo, de eso no hay duda. Deseando estoy ya de que llegue este sábado con la crono por equipos de Alcobendas.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP