miércoles, 5 de octubre de 2011

Campeonato de España de Triatlón Olímpico en Vigo - La crónica

Aún no se a ciencia cierta la razón por la que he tardado tanto tiempo en escribir esta entrada, la crónica de la última competición de la temporada. Imagino que precisamente el haber sido la última ha influido. Si encima las cosas no salieron del todo bien pues otra razón para haber estado un poco perezoso. Pero bueno, más vale tarde que nunca así que aquí está.

Tras llevar ya una semana de vacaciones, la vuelta a los entrenamiento con los Diablillos, aunque fuese sólo por una semana, me sentó bien. Eso si, el lunes cuando llegué a la piscina y vi que, comparado con los demás, estaba blanco como la leche se me cayó el alma a los pies. Yo suelo ser de los que está más morenos, pero aquí en Inglaterra, aunque en agosto si que se ha visto el sol de vez en cuando, no da con fuerza y ni mucho menos hace que te pongas moreno. Un par de buenos entrenos de natación y uno de carrera a pie durante la semana me hacían afrontar el fin de semana con confianza.

El reencuentro con los amigos era algo que llevaba semanas deseando. Antes de que se me olvide, agradecer de nuevo a Manu que amablemente me ha prestado su bici para estas dos semanas que he estado por España, una Orbea Orca de la misma talla que la mía con la que me he sentido "como en casa". El viaje a Vigo lo hice con Isaac y Marta, y durante el camino nos encontramos con Jose, Giselle y Jaime que también salieron más o menos a la misma hora que nosotros. Se hizo un poco largo, pero bueno como siempre en estos viajes estuvimos entretenidos y con el Whatsapp comunicándonos con el otro coche se pasó un buen rato.

110917_080008.jpg 
Magnífica vista desde el hotel

Una vez en Vigo y tras una pequeña aventura con "el estandarte" que había en el parking de al lado del hotel (un amable empleado con pocas ganas de trabajar) nos encontramos con el resto de Diablillos en la cena. El hotel, bien, como siempre perfecto para lo poco que lo íbamos a utilizar. Ya el sábado por la mañana fuimos a ver el circuito de bici y dar una vuelta por la zona de boxes. Nos costó un poco reconocerlo, pero finalmente dimos con él y vimos que iba a ser duro, todo el rato subiendo o bajando y casi sin ningún trozo llano.

Después de la comida, ligera, nos fuimos de nuevo en bici hacia boxes para ya prepararlo todo de cara a la salida, a las 15:45 en el caso de mi grupo de edad 35-39. Parece que el tiempo iba a respetarnos, sin demasiado calor, pero con un aire que poco a poco iba siendo cada vez más fuerte. De hecho sólo con ver el mar ya uno se daba cuenta de que la cosa estaba empeorando ya que cada vez había más oleaje. Pero bueno, como siempre digo, las condiciones son iguales para todos así que sólo quedaba competir.

Pues nada, llegó la hora. Tras un pequeño calentamiento empieza la competición. La primera boya se ve razonablemente bien, pero la segunda se ve lejísimos y con el oleaje cuesta bastante distinguirla. Es pequeña y a veces se confunde con la tercera. Hasta la primera boya me pasa bastante gente, pero voy dentro de un grupo. Entre la primera y la segunda empiezan las complicaciones. Me empiezo a quedar descolgado y entre eso y que me cuesta bastante ver la boya me voy quedando sin referencias. Incluso tengo que ponerme a nadar a braza en algún momento ya que a crol no había manera de ver la boya. De la segunda a la tercera boya ya me cuesta muchísimo distinguir a gente delante mía así que ya ni lo intento y sigo a lo mío, teniendo que nadar en ocasiones a braza para orientarme bien.

La última parte de la natación, hasta la cuarta boya y luego a meta, se me hace eterna, un suplicio. Tengo la sensación de no avanzar, de ir haciendo muchísimos metros de más. Y para colmo veo que se pone cerca mío una de las piraguas de la organización. Mala señal, debo ir el último de mi grupo o prácticamente el último. Pero bueno, esta vez no quería que me pasase como el año pasado que una mala natación arruinó el resto de la carrera en el Campeonato de España de Pulpí.

110917_151101.jpg 
Con cara de pocos amigos tras la mala natación

Salí del agua consciente de haber hecho una natación muy mala pero no quise ni mirar el reloj. Sólo quería montar en la bici y, aunque sabía que iba a ir sólo durante mucho tiempo, ponerme a dar pedales como un loco. El hecho de haber hecho este año en los 5 medios ironman bicis fuertes bajándome luego a correr con buenas piernas me hacía tener confianza. Así que salí en bici a tope, con confianza de no reventar. Y así fue, poco a poco fuí cogiendo gente y adelantando pequeños grupitos. Tampoco sabía muy bien si eran de mi grupo de edad o de las salidas anteriores, ya que llega un momento en que se está bastante perdido en cuanto a situación de carrera.

Mis referencias, como casi siempre, eran el resto de Diablillos. Por un lado estaba el grupo de Puli y Jose, que estaban en un pelotón bastante grande, y un poco más atrás estaba Isaac en un grupo más pequeño pero en el que no parecía que hubiese mucha colaboración. En diferentes puntos del recorrido iba tomando referencias y viendo que poco a poco recortaba algo de tiempo. Así me tiré durante tres vueltas y media de las cuatro que había que hacer en bici. En la última media vuelta me cazó el grupo de Oscar, que venía muy fuerte por detrás. Me enganché a ese grupo y menuda diferencia. Iba bastante más rápido y agradeciendo el ir resguardado en el grupo en las zonas donde pegaba el viento de cara (que no era precisamente suave). Creo que en un grupo así podría haber aguantado posiblemente toda la bici o una buena parte..., pero bueno el caso es que me vino muy bien para cargar un poco las pilas de cara a la carrera a pie.

110917_160532.jpg 
Apretando los dientes en la bici

Segunda transición bastante rápida y salgo a correr a toda pastilla con la misma idea que en la bici, todo lo fuerte que pueda y esperando no reventar. La carrera es a cuatro vueltas en las que todo el rato te vas cruzando con el resto de competidores, así que es fácil tomar referencias. Veo que tengo a Isaac todavía muy lejos y no me veo capaz de cogerle esta vez... ¡¡ el resquicio !!...jejeje. Me he tomado un gel nada más empezar a correr, pero aún así sigo notando alguna cosa rara en el estómago. Parece como un pequeño flato. El caso es que esta vez dejé preparados dos geles para la carrera. Nunca lo hago, sólo uso uno, pero esta vez el tener un segundo me vino de perlas. Me lo tomé en el km 5 y en pocos minutos desapareció la molestia en el estómago.

110917_165244.jpg
Corriendo a tope, adelantado por Mateo Pesquer, campeón de mi grupo GGEE 35-39 (y Campeón del mundo de Acuatlón en 35-39 este año en Pekín)

Veo que me voy acercando a Isaac y empiezo a ver posible cazarle. Eso si, voy a tope y si le cojo tengo que tratar de dejarle en seguida, ya que no voy con fuerzas para un sprint en la línea de meta. El resto de Diablillos que hay en el circuito me animan a seguir para cogerle. Imagino que a él también le están animando para que no le coja...jejeje. El caso es que empieza la última vuelta y ya le tengo a la vista. Salimos del paseo marítimo y en la recta donde daba el viento de cara me acerco bastante. En el giro de 180º ya le tengo prácticamente a tiro. Falta poco más de un kilómetro para terminar y le cojo. Justo en ese momento cuanto estoy a punto de pasar a su lado extiende su mano izquierda, la choco con mi derecha y sigo al mismo ritmo, aumentando quizá un poquito con lo que me quedaba. Intento no mirar atrás para ver si me sigue, pero poco a poco voy dejando de oir sus zancadas. Parece que no se ha enganchado. Sigo sin mirar atrás hasta llegar al giro de 90º que ya conduce a la recta de meta. Ahí ya si que miro y veo que definitivamente no me ha seguido y que podré hacer la recta de meta relativamente tranquilo.

Entro en meta con la satisfacción de haberlo dado todo en carrera, aunque con la decepción de haber hecho posiblemente una de las peores nataciones de todos los triatlones que he corrido. Me he quedado a poco tiempo de coger también a Jose, uno o dos kilómetros más y yo creo que habría caído, pero la carrera ya no dio más de si...

Adelantando a Isaac, justo en el momento que chocamos la mano

Por cierto, un pequeño detalle de la carrera a pie. Las dos últimas veces que he corrido con las Saucony Fastwitch 4 sin calcetines me han hecho una pequeña herida en la base del dedo gordo del pie izquierdo. Esta vez puse vaselina en la punta del dedo para tratar de resolver el problema y perfecto, sin ningún problema.

Antes de continuar, unos cuantos números grabados con el Garmin:
- Natación: 1.77km en 33:36
- T1: 1:41
- Ciclismo: 36.44km en 1:10:15 (31.1 km/h de media a 136 ppm medias y 171 ppm máximas)
- T2: 1:05
- Carrera a pie: 9.87km en 40:28 (4:05 min/km de media a 165 ppm  medias y 173 máximas)
- Total: 2:27:05

El pulso medio tan bajo en bici se debe a que durante los primeros 12 km no midió bien, todo el rato en menos de 100 ppm.

Según la clasificación oficial mis tiempos fueron de:
- Natación: 33:38
- Ciclismo: 1:13:00
- Carrera a pie: 0:40:29
- Total: 2:27:07

Terminé en el puesto 57 de mi grupo de edad de un total de 81 participantes, y en la general de todos los grupos de edad masculinos terminé en el puesto 201 de 356 participantes. Sinceramente, al terminar la carrera pensé que había terminado en peor posición, pero finalmente conseguí remontar 18 puestos entre la bici y la carrera a pie, que creo no está nada mal. Lástima de natación...

El resto del fin de semana, muy bien, tomando algo el sábado por la noche (aunque el cuerpo no estaba para muchas bromas) y el domingo viendo las carreras élite femenina y masculina, donde los nuestros hicieron un gran papel quedando en segunda posición por equipos, tan sólo por detrás del todopoderoso Fluvial.

110918_160040.jpg 
Turisteando un poco. ¡¡ Ese codo alto !!

En definitiva, un gran fin de semana en el que lo he pasado muy bien y aunque deportivamente hablando no terminé del todo contento, al menos fue bastante mejor que el año pasado en este mismo Campeonato. Un resultado que sirve para cerrar la temporada y que en ningún caso puede empañarla. Posteriormente escribiré un resumen de la temporada y el análisis que hago de la misma, pero adelanto que en general estoy bastante contento con como han ido las cosas.

3 comentarios:

mi_chupa 5 de octubre de 2011, 23:41  

Gran idea lo de la vaselina en el dedo del pie.

Kaly 6 de octubre de 2011, 16:09  

Te puedo hacer una pregunta?? Voy a comprerme un noepreno orca y creo que es la talla 6. Mido 174 y peso 68; de pecho 99. Que te parece entraré en él o no? Al aigual que tu, no tengo donde probarlo.... gracias

Jandercito 6 de octubre de 2011, 18:36  

@mi_chupa: si que es útil la vaselina. En los triatlones la usamos también para que no nos roce el neopreno en el cuello y en la zona de los tobillos y muñecas para que nos lo podamos quitar más rápido.

@Kaly: por tu altura y peso eres más o menos como yo, aunque creo que de pecho mido algo menos. A mi me queda bastante ajustado y es talla 6. Yo me probé neoprenos de Orca de varias tallas antes de decidirme a comprarlo por ebay, así que te recomiendo que hagas lo mismo, probarte el de algún amigo o en alguna tienda para asegurarte de tu talla. Luego ya comprarlo... lógicamente donde encuentres el mejor precio.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP