lunes, 12 de abril de 2010

Ayer falleció un corredor en la X Media Maratón de Madrid - D.E.P.


Ayer durante la celebración del X Medio Maratón de Madrid falleció un corredor popular de 31 años al llegar a la meta. Cuando escucho noticias de este tipo no puedo evitar pensar que me podría haber pasado a mi, y me quedo con un mal cuerpo horrible.

Hoy al llegar al trabajo me he enterado que la persona que ha fallecido es un compañero de trabajo de mi empresa. Había venido desde Zamudio a correr esta carrera y cuando me he enterado de la noticia me he quedado completamente helado y sin palabras. No le conocía en persona, pero al escuchar su nombre si que me resultaba familiar y al ver su foto creo haberle visto alguna vez cuando he tenido que ir allí. Algunos compañeros míos que tengo a mi lado habían hablado o intercambiado correos electrónicos con él el mismo viernes. Lo único que puedo hacer es dar mi más sentido pésame a todos sus familiares y amigos, de corazón.

Aunque no hay nada que nos pueda garantizar al 100% que estemos libres de que nos ocurra algo así, creo que todos debemos hacer lo posible por minimizar los riesgos. Y para hacerlo creo que lo mejor que podemos hacer es una prueba de esfuerzo. Así un médico deportivo evaluará la capacidad que tenemos para la práctica deportiva que tenemos intención de realizar, nos indicará las frecuencias cardíacas a las que debemos trabajar y nos indicará si tenemos algún problema que desaconseje el tipo de deporte que queremos practicar. Es la mejor inversión que podemos hacer, mucho más que comprar las últimas zapatillas o la mejor camiseta técnica. Y tampoco es tan cara. La que yo me hice a principios de año me costó 50€ en un polideportivo municipal.

Como decía, con esta prueba no tendremos una fiabilidad del 100% de estar exentos de riesgos, pero al menos nos hemos puesto en manos de un profesional de la materia que ha observado nuestro corazón funcionando en reposo y bajo un nivel de esfuerzo exigente, incluso a tope si queremos. Todo esto viene a cuento de que en los últimos años se ha visto un incremento muy notable en las inscripciones de las carreras populares. Mucha gente se ha lanzado a practicar un deporte que exige un esfuerzo físico importante para el que no saben si está preparada o si tiene algún problema de salud que desaconseja el exigirse tanto. Muchas veces se corre por encima de las posibilidades que uno tiene o con un nivel de entrenamiento y preparación muy bajo. La gente se lanza a correr medias maratones y maratones sin respetar la distancia, como si fuera algo que se puede hacer sin una preparación previa en distancias más cortas o con un volumen de entrenamiento adecuado.

No quiero con esto quitar las ganas a nadie de practicar deporte. Sólo quiero decir que hay que hacer las cosas con cabeza, tratando de conocer las posibilidades de cada uno, marcándose objetivos que estén acorde con el tiempo de que se dispone para entrenar y que no sean demasiado ambiciosos. Al fin y al cabo esto es sólo un hobby y muy pocos viven de ello. Lo importante es divertirse, hacer amigos y pasarlo lo mejor posible por encima de lo que diga el cronómetro. Y sobre todo, intentar hacer esas cosas todos los días, disfrutar de cada momento como si fuera el último por que nunca se sabe lo que puede pasar.

Con todo esto no quiero decir que fuera el caso de mi compañero ya que desconozco completamente si se dedicaba a esto asiduamente, ni su nivel de preparación ni nada parecido. Sería hablar por hablar, y no soy quien para juzgar a nadir ni mucho menos he pretendido hacerlo. Tan sólo he querido expresar mi opinión sobre lo que veo cuando voy a las carreras populares y observo a mucha gente que lo pasa realmente mal para llegar a la meta.

En fin, no somos nadie…

2 comentarios:

Pedro 12 de abril de 2010, 19:56  

Totalmente de acuerdo. No somos nadie. Me temo que no va a ser el único caso. Piensa en toda la gente de nuestras generaciones que hemos llevado una vida mas o menos sedentaria (estudios, trabajo, familia) y pasado un tiempo nos da por retomar la actividad deportiva como si tuviésemos 20 años de nuevo.

Angel 12 de abril de 2010, 22:55  

De acuerdo contigo compañero.No estamos exentos ninguno, pero todos deberiamos de pasar por pruebas medicas para por lo menos estar algo mas tranquilos. Yo desde luego, no dejo de ir a hacerme pruebas (de esfuerzo y otros tipos), pero no quita que me pueda pasar, pero al minimo aviso, es mejor prevernir

Un saludo

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP