miércoles, 12 de enero de 2011

Resumen de la temporada 2009-2010 (2ª parte)

Ya casi me había olvidado de escribir la segunda parte del resumen de la temporada 2009-2010 tras haber escrito la primera hace más de dos meses, pero más vale tarde que nunca y aquí está el resto.

Lo había dejado tras el triatlón de Elche, mi primer triatlón. A partir de aquí la temporada siguió únicamente con triatlones, nada de más duatlones ni carreras populares. La siguiente prueba en la que participé fue ya a finales de mayo en el triatlón Villa de Madrid. Fue mi primer contacto con el lago de la Casa de Campo. La verdad es que le tenía bastante respeto al lago. El agua se ve sucia y aunque no huele pues da un poco de cosa meterse allí. Para tranquilizarme intentaba pensar que si días después se iban a meter allí los mejores triatletas del mundo será por que el agua cumplía unos requisitos mínimos de higiene para meterse allí dentro. Así que allí me presenté tras pasar una semana algo tocado y no decidir hasta última hora la participación en la prueba. La natación fue un poco decepcionante en cuanto al tiempo que hice. Está claro que no conseguí exprimirme ya que el tiempo fue realmente malo. Sin embargo en la bici fue al contrario, con un buen parcial, encontrándome muy cómodo en la subida de Garabitas y enlazando de un grupo a otro. La carrera a pie también fue bastante bien, así que en general terminé contento borrando un poco el mal sabor de boca de la natación.

Casi sin tiempo para recuperar vino el fin de semana más intenso de todo el año en lo que a triatlón se refiere. Clasificatorio para el Campeonato de España, la prueba de las Dextro World Championship Series y triatlón popular. Todo en la Casa de Campo y concentrado en dos días. Participé en el clasificatorio y en el triatlón popular el sábado, y estuve el resto del sábado y también el domingo tirando un montón de fotos al resto de pruebas. Sólo con estar presente en la prueba y competir con el mismo montaje que utilizan horas después los mejores triatletas del mundo te hace afrontar la prueba con un puntito extra de motivación. La clasificación para el Campeonato de España es realmente complicada en esta prueba, ya que el nivel es altísimo. Como la semana anterior la natación no fue buena, pero luego en la bici me encontré otra vez muy bien y corriendo también, aunque algo peor que la semana anterior. Quedé lejos de clasificarme, pero con buen sabor de boca ya que haciendo una natación decente podría haber pillado un mejor grupo de bici y estar mucho más cerca y quien sabe si clasificarme. En el popular me lo pasé genial haciendo el relevo de natación en un equipo con dos compañeros de trabajo a los que también les gustó mucho y ya están pensando en repetir el año siguiente.

100829_165514.jpg
Gran parte de los Diablillos que participaron en el Campeonato de España de distancia olímpica

Unas semanas después, a finales de junio, me fuí a Posadas (Córdoba) junto con Isaac y Sergio a hacer el clasificatorio para el Campeonato de España de triatlón. La cosa pintaba bastante bien, ya que a priori y viendo la lista de inscritos casi todos los que acabasen estaban clasificados. Al terminar la carrera supimos que faltó mucha gente que estaba inscrita y hubo varios abandonos, así que con terminar estábamos dentro. Teniendo en cuenta todo esto el objetivo era terminar a toda costa. Y tuvo su historia, ya que fue la carrera con peores sensaciones de todo el año. Muchísimo calor, mucho tiempo al sol esperando nuestra hora de salida, bebiendo mucho agua que no debí asimilar bien, ... El caso es que durante toda la bici me encontré fatal, con la tripa hinchada y como sin fuerzas. Además, nos llevaron por unas carreteras en un estado malísimo así que tampoco invitaba mucho a correr. En la carrera a pie más de lo mismo, con la única idea de acabar como fuese y con muy malas sensaciones. Lo único bueno, el resultado final, clasificado para el Campeonato de España que era a lo que habíamos ido allí.

En el mes de julio otros dos triatlones, el primero el sprint Juan Carlos I, Campeonato de Madrid. Si en el lago de la Casa de Campo da cosa meterse, aquí es mucho peor. Además del mal color, huele a estancado que apesta así que ni calentamos ni nada, a nadar directamente lo más rápido posible. Eso si, el recorrido sin ningún giro pronunciado me gustó, ya que era casi imposible desorientarse. Salí contento del agua por primera vez en un triatlón, con un tiempo "decentillo" para mi. En la bici me encontré fenomenal. Conozco el recorrido como la palma de mi mano por haber pasado por allí miles de veces así que incluso me permití el lujo de dar algún palo para estirar al grupo y conectar con alguno que teníamos a la vista. Y corriendo también me encontré bastante bien, remontando algún puesto y con buenas sensaciones. Así que terminé muy contento, en el puesto 20 de mi grupo de edad, sin duda mucho mejor de lo que me imaginaba.

El segundo triatlón del mes de julio fue el de Pálmaces, uno de los históricos, con mucha tradición y varias cosas que lo hacen ser especial. El "centro de operaciones" del triatlón es realmente bonito, en un pueblo pequeño pero volcado con su triatlón. La bici en esta prueba es sin drafting, como a mi me gusta. Estrené las ruedas de perfil y quedé encantado con el resultado. Muy buenas sensaciones y sensación de rodar fácil a alta velocidad, aunque cuando da el viento lateral hay que ir un poco más atento. Todo el mundo hablaba de la dureza de la carrera a pie, principalmente por el calor y la subida que había en cada una de las dos vueltas. Sin embargo fue en la parte que mejor me encontré. Por primera vez utilicé un gel corriendo, y creo que eso se notó, ya que me quitó una pequeña molestia que llevaba en el estómago y parece que me dió algo de vidilla para la segunda vuelta. Terminé bastante contento y luego todo quedó rematado con una espectacular caldereta con la que nos obsequiaron a todos después de la entrega de premios. Sin duda, un triatlón que me gustaría volver a repetir en muchas ocasiones.

En agosto venía otro plato fuerte de la temporada, el Campeonato de España. Pero antes hubo otra carrera y una concentración en Asturias. Comencé las vacaciones allí, en Asturias, en casa de Isaac, donde me trataron a cuerpo de rey y pudimos entrenar un montón. Además, cumplí un sueño que tenía desde hace tiempo y es subir los Lagos de Covadonga en bici. Inolvidable. Nos dimos buenas palizas en bici, pero sin olvidar la natación (incluyendo dos sesiones cortas en el mar) y la carrera a pie. En total, de martes a domingo salieron algo más de 6 km de natación, casi 400 km de bici y 40 km corriendo. Una semana de las que suman de verdad.

100804_130802.jpg
De izquierda a derecha, Isaac, yo y su hermano en los Lagos de Covadonga

Cansado todavía por la semana en Asturias corrí el triatlón de Pareja el fin de semana siguiente. El ambiente y el tipo de triatlón me recordó mucho a Pálmaces, aunque en esta ocasión la distancia era olímpica y la bici con drafting. A pesar del cansancio salió una buena carrera, comenzando por la natación donde estuve a pies de Isaac todo el rato, e incluso en ocasiones en paralelo. Una de las mejores nataciones del año. En bici me encontré fuerte aunque sin un grupo muy claro con el que tirar para adelante, así que estuve un poco en tierra de nadie. Y corriendo no tuve precisamente las mejores sensaciones pero creo que supe aguantar el tipo bastante bien.

El último fin de semana de agosto llegó el Campeonato de España, la prueba que mucha gente espera durante todo el año y en la que se supone que todos llegamos en el mejor estado de forma de toda la temporada. Al menos yo así me encontraba, muy fuerte tras unos entrenos muy buenos en todas las disciplinas durante las semanas anteriores a la prueba y descansando creo que bien. Pero no salió y me llevé una decepción bastante gorda por no haber sabido sacar lo que tenía dentro. Hice una natación malísima, muy desorientado todo el rato y haciendo muchísimos metros de más. El resto del triatlón no tuvo mucha historia ya que la cabeza no dejó de dar vueltas a lo mismo todo el rato y no conseguí meterme en la carrera en ningún momento. En fin, cosas que pasan...

Eso si, al fin de semana siguiente en Valencia me desquité de lo lindo en el que fue mi último triatlón de la temporada. En esta si que conseguí sacar todo lo que tenía y terminé la temporada por todo lo alto. Buena natación pero sobre todo mejor bici y carrera a pie. La verdad es que el espectacular entorno en el que se celebra esta prueba ayudó con ese puntito extra de motivación que siempre hace falta. También creo que ayudó el ir sin ningún tipo de presión, únicamente a disfrutar de la prueba. El caso es que me salió una prueba buenísima y que me sirvió para ganar esa confianza que perdí un poco tras la prueba de la semana anterior.

Ya para terminar la temporada, durante el mes de septiembre participé en tres pruebas ciclistas, dos de bici de carretera y una de bici de montaña. La Subida a la Quesera, la marcha cicloturista de los Specialized Days en la Pinilla y la Marcha Cicloturista de la Sierra de Ayllón. Estas pruebas fueron a modo de fin de fiesta, para disfrutar de la bici y pasarlo bien. Y así fue salvo en la última donde tuve una caída fuerte con la bici de montaña. Me hice daño en el codo izquierdo así que las tres semanas de descanso que estuve entre una temporada y la siguiente me las pasé casi sin mover el codo. Los primeros días no lo podía mover por la inflamación y posteriormente no lo moví por consejo del médico. Semanas después (llevando ya algún tiempo nadando incluso... bendita Seguridad Social) me dieron los resultados de la resonancia magnética en la que me dijeron que había tenido una pequeña fisura en la cabeza del radio. No me vino mal para conseguir descansar del todo sin hacer absolutamente nada durante esas tres semanas y coger fuerzas para empezar la nueva temporada.

100814_095126-2.jpg
El numerosísimo grupo de los Diablillos que acudió al triatlón de Pareja

Y eso es todo lo que ha dado de si esta temporada 2009-2010. Resumiendo en unas pocas líneas, he participado en:
- 7 carreras populares:
    2 inferiores a 10 km (BBVA y Carrera de las Empresas)
    4 de 10 km (CSIC, Canillejas, Rivas y San Silvestre)
    1 media maratón (Getafe)
- 4 duatlones:
    1 sprint por equipos (Campeonato de España en Segovia)
    1 olímpico (Campeonato de España en Gijón)
- 10 triatlones:
    1 de relevos (Triatlón popular de Madrid)
    2 sprint (Villa de Madrid, Juan Carlos I)
    1 media distancia (Pálmaces)
    1 medio ironman (Elche)
- 2 concentraciones: Oliva y Asturias

La verdad es que visto así asusta un poco, la cantidad de cosas que he hecho y lo que ha cundido el año. Para ser la primera temporada yo creo que no está nada pero que nada mal. En ocasiones pienso que quizá competí demasiado a principio de temporada (sobre todo en Abril), pero tampoco lo tengo muy claro.

Lo mejor de todo en cualquier caso ha sido el haber conocido a un grupo de gente extraordinaria como son los Diablillos de Rivas. Me he integrado bastante bien en el club y he compartido un montón de momentos inolvidables con muchos de ellos. La verdad es que lo paso de maravilla entrenando con el grupo, de viaje a las concentraciones, competiciones, ... En fin, que es lo mejor que me ha podido pasar, el poder compartir con gente cosas que siempre me han gustado pero a las que nunca había dedicado realmente tiempo como ahora.

Ya estoy planificando el calendario de duatlones y triatlones para esta nueva temporada así que dentro de poco lo publicaré. Está costando un poco cuadrarlo todo, ya que mi idea es no hacer más de dos competiciones el mismo mes y así tratar de competir un poco menos que el año pasado.

4 comentarios:

JÁM 12 de enero de 2011, 10:07  

Muy buena temporada, sí... visto desde aquí, impresiona como dices y el listón para este 2011 está alto. Pero tal y como vas, fijo que mejoras.

Enhorabuena.

Salu2, JÁM.

Jandercito 13 de enero de 2011, 9:55  

Gracias JAM. Si que está alto el listón si, pero como dices los entrenos esta nueva temporada van de maravilla, asimilando bien los volúmenes, sin lesiones y encontrándome cada día mejor...

Saludos,
Alex

Anónimo 15 de enero de 2011, 15:42  

En el 2011 te vas a salir.

Javi Cogollo

Jandercito 17 de enero de 2011, 8:50  

Javi, te veo muy fuerte en la bici y corriendo. Nadando la verdad es que coincidimos poco en la piscina...jejeje. Así que seguro que a ti también te sale una muy buena temporada.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP